Principales zonas productoras de alfombras anudadas

Principales zonas productoras de alfombras anudadas

Azerbaijan

Azerbaijan

AZERBAIJAN, un territorio montañoso que se extiende en la parte noroccidental del Irán limítrofe con el Azerbaiján soviético, del que fue políticamente separado en 1928 a consecuencia del tratado de Turkmancai entre Persia y Rusia. En TABRIZ, la capital del Azerbaijan Oriental, la producción continuó interrumpida hasta el siglo XIX, siglo en el que conoció la máxima expansión gracias también a la ingerencia de numerosas compañías europeas que tienen sede en él. El repertorio decorativo do los tejedores locales comprendía la casi totalidad de los motivos clásicos, del medallón al herati, pasando por las flores a pleno campo. La cuidada ejecución y la lana preciosa, de fibra fuerte y reluciente, aumentaban el valor de laas alfombras que se anudaban en modo simétrico sobre estructura de algodón con urdimbre aplanada y doble trama.

No menos importante resulta la producción decimonónica de la zona de HERIZ, donde se anudaban finas alfombras de seda, de diseño extremadamente variado, y grandes alfombras de lana, ornadas por medallones de linea rígida y animados por colores cálidos y terrosos, a menudo definidos serapis.

El kurdistan

Habitada por una de las más antiguas poblaciones orientales, los kurdos, esta región ha tenido en el curso del siglo XIX una abundante y especialísima producción textil, por lo común concentrada en la antigua ciudad de Senneh Sanandaj. Si bien Senneh ha vinculado su nombre al nudo asimétrico, las alfombras locales eran anudadas, a menudo con notable finura, con nudo asimétrico o ghiordes.

La decoración tradicional presupone un fondo oscuro, negro o azul, ornado con un minucioso motivo heratifrecuentemente encerrado en el interior de rombos concéntricos.

Semejante, pero no de igual refinamiento, es la producción de la vecina Bidjar, cuyas alfombras se caracterizan por la gran tupidez, debida a los abundantes y bien peinados recorridos de la trama. Aparte de los heratis, los tejedores de Bidjar han adoptado a menudo un complicado motivo con palmetas y tallos curvos de explícita derivación safawi como gherus.

Kurdistan

La Región de Hamadán

Hamadán, región habitada por gentes kurdas, lur y turcas. La producción textil ha sido siempre abundantísima y particularmente apreciada por la espléndida calidad de la lana local, cuya fibra fina y reluciente se presta a la realización de alfombras de aspecto aterciopelado y excepcionalmente resistentes al desgaste.

Las Hamadán del siglo XIX son alfombras mullidas y pesadas, anudadas con nudo simétrico sobre estructura de algodón o de lana, de trama única. La decoración, lineal o geométrica, se vale por lo común de medallones romboidales enriquecidos por grandes colgantes centrados sobre el campo liso o bien en columna en una composición de conjunto.

En la producción de Hamadán se incluyen a menudo las alfombras anudadas en los pueblos del entorno: BorchalouAndjelas, y las finas de Darjazin.

Otro importante centro en el área de Hamadán es Malayer, que reúne bajo su nombre tanto alfombras ligadas a la tradición textil kurda, con trama individual y decoración geométrica, por lo común herati, como también alfombras que por los elegantes medallones se hallan vinculadas a la producción de la Persia Central.

La Persia Central

Del distrito de Farahan, al Norte de Arak, proceden las célebres gentlemans carpets, sobrias alfombras de colores suaves ornadas de minuciosos motivos a pleno campo, o por amplios y elegantes medallones dispuestos a menudo sobre un campo liso. Hay que incluir, sin embargo, entre las más celebres alfombras de la región central, a las , que unen a una tejeduría fina y compacta, una coloración suave y brillante. Predominan, entre los motivos decorativos, los grandes medallones, de líneas apenas rígida, unidos a elaborados cantones. A finales del siglo XIX se impuso un nuevo motivo decorativo, posteriormente denominado “americano” porque estaba en gran parte destinado a la clientela de ultramar: grandes ramajes colmaban un campo rosado y se unían al centro para formar un rosetón. Una producción similar se puso en marcha en esa época en Mahal Lillian.

No menos conocidas son las alfombras de Varamin, cuya producción data de comienzos del siglo XIX; están ornadas a pleno campo con el dibujo mina khani, tradicionalmente en rojo, sobre fondo azul claro.

Varamin

La región de Isfahan

Isfahan

En época safawi en Isfahan se produjeron alfombras de diseño floral, frecuentemente realizadas en seda e hilados preciosos; con la caída del Imperio, sin embargo, la producción de alfombras en la capital de la Persia safawí se interrumpió. No se conocen por tanto ejemplares de Isfahan que se remonten al siglo XVIII o al XIX.

La tejeduría no se reanudó hasta las primeras décadas del siglo XX por iniciativa de los comerciantes de Teherán, que dedicaron la mano de obra local a la tejeduría de alfombras muy refinadas, frecuentemente con urdimbre de seda policroma y ornadas con los clásicos motivos decorativos persas.

Más antigua es la tradición textil de Joshagan, a la que se atribuyen algunas famosas polonaises de época safawi. Las Joshagan son alfombras finas, con colores a menudo muy oscuros y una decoración floral interpretada con una cierta rigidez.

Al sur de Isfahan, en el rico distrito de Chanar Mahal, se estableció en las primeras décadas del siglo XIX, tras abandonar el nomadismo, la población de los bakhtiari. El sedentarismo influyó en la producción textil, primero simple y rústica, con minuciosos motivos a pleno campo, luego poco a poco, más refinada e influenciada por el estilo “urbano”: se adoptaron modelos “de medallón”, “de oración” o de “jardÍn”, interpretados siempre con una cierta ingenuidad y animados por colores vivos y en fuerte contraste entre sí.

Por último, entre los importantes centros productivos del área de Isfahan está la antigua ciudad de Kashan.

La región de Kerman

Escasamante poblada, por estar en gran parte ocupada por extensiones desérticas, la región de Kerman es famosa desde la antigüedad por la habilidad de sus tejedores, que realizaron, desde la época sfawi, alfombras de profusa ornamentación floral, aparte de preciosos chales y tejidos. El diseño de las Kerman decimonónicas sigue esquemas florales complejos, “de medallón” o “de oración” enriquecidos por flores,árboles y animales trazados con gracia naturalista; las alfombras son compactas, por el uso de tres tramas perfectamente peinadas y están realizadas con lana fina y reluciente, teñida en colores tenues y delicados.

En los años veinte y treinta del presente siglo, la producción se volvió más comercial y la calidad de la tejeduría disminuyó ligeramente.

Es importante también la producción de Yazd, famosa en el pasado por los finísimos chales. Los Yazd más antiguos están ornados con el motivo herati; a continuación se extendió un esquema “de medallón” con campo liso y borde libre.

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

Your email address will not be published.