Alfombras Orientales Massarrat, es creada por la familia Massarrat , de origen iraní y afincada en Bilbao desde 1975. El ya fallecido Ruhollah Massarrat, junto a sus hijos Pedjman y Vafa, inician esta andadura en el año 1972 en Madrid. Ya en el año 1975 sus hijos se trasladan a estudiar Medicina a Bilbao donde poco a poco, y ante las peticiones de profesores y compañeros, comienzan vendiendo alfombras que almacenaban en su casa, en exposiciones y otros lugares. En 1985 alquilan una lonja en plena Gran Vía bilbaína, hasta 1988 donde consiguen abrir su propio local y ampliarlo hasta su momento actual.

La filosofía de Massarrat desde sus inicios es la de no limitarse a vender un producto, sino vender una obra de arte y dotarla de un valor añadido con un servicio de calidad, una atención exquisita y unos precios ajustados.

Esta sigue siendo nuestra seña de identidad a fecha de hoy y así seguirá siendo, mientras nuestros clientes nos sigan otorgando su confianza.