Alfombra Oriental

Uso y mantenimiento de su alfombra Oriental

Cuidar la exposición directa a la luz solar de manera continuada ya que puede decolorar su alfombra.

Para que no se desgaste por la zona de más paso deberá rotarla de vez en cuando.

Antideslizantes

La regla básica para saber si su alfombra necesita un antideslizante seria sencillamente ver si la alfombra se agarra bien al suelo y no se desliza.

Los antideslizantes se colocan debajo de las alfombras para  que está se sujete mejor al suelo y no se mueva. Además amortigua el ruido y prolonga la vida de la alfombra.

Para colocar el antideslizante debe poner de la misma medida de la alfombra menos unos 3 centímetros, para que no sobresalga de la alfombra.

Pelo aplastado en una alfombra

A veces por el peso de los muebles el pelo de la alfombra puede quedarse aplastado, usted podría con algo de paciencia peinar la zona afectada. Para ello primero rocíe algo de agua sobre la zona y pase un cepillo hasta que vea que se vuelve a levantar el pelo aplastado.

Aspiradoras

Todas las alfombras orientales deberán ser aspiradas de una forma regular, tanto para limpiar la suciedad y el polvo acumulado como para que la suciedad no se vaya impregnando en el fondo de la alfombra. Habrá que cuidar las alfombras con los cepillos rotatorios ya que son muy fuertes y pueden arrancar los nudos de la alfombra. Si se usa debe ser con una potencia adecuada. Cuidar el paso por los flecos.

La aspiradora es mejor pasarla a favor de pelo.

Si se quiere almacenar un tiempo la alfombra ¿Qué hacer?

Es importante ver en que lugar van a ser guardadas, mejor dejarlas enrolladas con papel de periódico, que actúa como antipolilla o poner algunas bolsitas de naftalina o antipolilla.

Limpieza por profesionales

Pueden llamarnos y les daremos la dirección de artesano iraní que lava alfombras al modo tradicional, de total confianza.

¿Cómo identificar la presencia de la polilla en su alfombra?

Tineola Bisselliella es la polilla común de la ropa, que ataca a los tejidos de la lana.
Las polillas no son las que se comen las alfombras. Las hembras ponen cientos de huevos y estos se convierten en larvas y estas larvas son las que se comen la lana.

Las polillas y las larvas se van desarrollando en la oscuridad, o en las zonas donde no se mueve la alfombra o donde no se pasa habitualmente  la aspiradora.

Si la alfombra esta infectada verá una especie de hilo de seda por detrás de la alfombra. La alfombra puede ser reparada, no hace falta que la tire. Consúltenos antes de hacer nada. Se puede lavar, darle un tratamiento antipolilla y arreglar el desperfecto.

Pistas a tener en cuenta:

  • Polillas: llamada  “tineola bisselliella”. Es muy pequeña, como medio centímetro de larga, con un color entre plateado y un amarronado claro. Vuela de una manera lenta, con un batir muy rápido de alas. Si se intenta cazar al vuelo suele doblar sus alas y caerse hacia abajo.

  • Zonas peladas en la alfombra.  Este es un signo muy malo . Ya que seguramente el daño será mayor del que vemos. Muchas veces una zona afectada no lo parece, porque la lana de la superficie aún está, pisándola puede ocurrir que de repente se levante un buen trozo  de lana. Otro fenómeno que suele pasar  es que a menudo  las larvas prefieren  comer  sólo un color, de manera que uno se pueda encontrar calvas en sólo un sentido.

  • Telarañas. Hilitos que recubren una cierta zona de la alfombra; ocurre muchas veces que donde están éstos es donde mayor infestación hay.
  • Capullos. Muy pequeños de unos 0.2 centímetros, en forma cilíndrica, de un color similar al pelo de la alfombra, suele ser una manera de camuflarse.
  • Larvas. Son muy pequeñas, de color blanco y parecidas a orugas. Miden algo como medio centímetro. Se las puede ver justo antes que comiencen a construir su capullo. Son quienes se comen la lana.
  • Nudos rotos, o pelo que se sale. Demuestran la zona por donde ha estado la larva y ha estado masticando.

Daños por el Sol

La mayoría de los tintes resiste bastante bien el sol, y su efecto de blanqueo. Pero aún con todo, los rayos ultravioleta son una fuerza muy poderosa de la naturaleza .Se pueden poner protecciones especiales en forma de sábanas o algo así para cubrir partes de una alfombra , pero son casos un poco extremos. Lo cierto es que si una parte de la alfombra se decolora, se puede ir pensando en darle la vuelta a la misma al final del año para que el desgaste sea “equivalente”. Hoy en día incluso hay ácidos que consiguen resultados muy buenos.

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

Your email address will not be published.